La vicepresidenta Cristina Fernández calificó de «escandaloso» el préstamo otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) al gobierno de Mauricio Macri y aseveró que durante su posterior implementación, funcionarios del gobierno de Cambiemos (ahora Juntos por el Cambio) cometieron irregularidades con el objetivo de «engañar». pueblo argentino». De igual forma, el presidente Alberto Fernández consideró que el préstamo que tomó Macri “más que una deuda es un delito”.

En una serie de tuits que publicó en la mañana de ayer, la expresidenta se refería así al informe aprobado ayer por la junta de auditores de la Auditoría General de la Nación (AGN), que reveló numerosas irregularidades en el otorgamiento y posterior uso del crédito otorgado por este organismo internacional.

“Lo que verán y escucharán en este video de 5:16 minutos no es la opinión de un partido político o líder de la oposición. Es el resultado de un informe aprobado por la AGN, que detalla la enorme cantidad de violaciones a la ley cometidas en la provisión y posterior ejecución del préstamo del FMI. ¡Ojo! ¡Es escandaloso lo que hicieron y lo que pasó!”, escribió el titular del Senado.

En la publicación, que acompañó con un video en el que una grabación de voz narra los siniestros que sufrió el país tras el acuerdo, la vicepresidenta explicó que la AGN es un órgano constitucional que tiene control bajo el artículo 85 de la Carta Magna. legalidad, dirección y control de todas las actividades estatales.

En una segunda publicación, que tituló «El acuerdo con el FMI. La primera parte», Fernández de Kirchner agregó: «En esta segunda parte, que podríamos llamar la ‘Cronología de Manganet’, detalla cómo los funcionarios de Macri intercambiaron roles y funciones para comprometerse de este fraude a todo el pueblo argentino».

Este texto estuvo acompañado de un segundo video que detalla la cronología de las anomalías cometidas por los entonces Ministerios de Hacienda y Hacienda de la dirigencia de Cambiemos.

Detalles de la auditoría

El informe de la AGN advierte que «la escala y las características de la operación tuvieron un impacto adverso en la estructura de la deuda y sus riesgos», ya que aseguró que se trata de un «préstamo extraordinario y excepcionalmente grande».

En la reunión de la Junta de Auditores, el Auditor General Francisco Fernández -en su calidad de Presidente de la Comisión de Supervisión de la Deuda Pública- explicó las «principales conclusiones del informe» y la importancia de esta auditoría, por ser la primera. realizado sobre la base de un préstamo del FMI.

“Resultó que el convenio firmado de casi 57 mil millones de dólares es el más importante de la historia de Argentina y también de la historia del Fondo, y representa 127 veces el endeudamiento de nuestro país”, recordó el Auditor General Fernández.

El informe de auditoría también destacó que por el préstamo “se pagaron comisiones y gastos al FMI por más de trece mil millones de pesos, lo que corresponde, por ejemplo, al 52 por ciento del presupuesto del Conicet en 2018”.

Incluso después de la concesión del préstamo récord, el detalle de los auditores destacó que «casi el treinta por ciento de los pagos del FMI se utilizaron para financiar la salida de capital financiero».

En conclusión, la auditoría especializada arrojó que “los procesos y procedimientos relacionados con el crédito no aseguran la eficacia y eficiencia de la gestión de la deuda, violan las normas legales, afectan la prudencia en la gestión de la deuda y violan la adecuada supervisión del financiamiento”.

Aunque esta evidencia se revela en hechos técnicos, el titular de la AGN y líder de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, usó sus redes sociales para aclarar algunos puntos y defender el proceso macrista de aceptación de deudas. “Ayer, la Oficina de Auditoría analizó el contrato con el FMI firmado en 2018. Insistí en que el acuerdo está de acuerdo con las reglas y procedimientos establecidos”, dijo. Y agregó que «las críticas expresadas por el oficialismo no conocen los procesos específicos para recibir préstamos del FMI y son irrelevantes».

Asimismo, consideró que “el debate sobre la vigencia del acuerdo fue finalmente zanjado por el Congreso en 2022, cuando aprobó su refinanciamiento y aumentó la deuda en $4.400 millones”.

Finalmente, Pichetto afirmó que “llama la atención la ocasión escogida para criticar al FMI, cuando el gobierno negocia de manera imperiosa un anticipo de $10.000 millones para una economía en estado crítico”.

palabra presidencial

El presidente Fernández también utilizó sus redes sociales para referirse a los resultados del informe de la AGN. “Más que deuda, es un delito. El informe de la Auditoría General de la Nación demuestra que el préstamo del FMI tomado por Macri violó la ley argentina y debe ser investigado con todo el peso de la justicia”, dijo el mandatario.

En ese sentido, dijo que “el informe complementa la denuncia que presenté en 2021 a través de la Oficina Anticorrupción contra Macri y funcionarios de gobierno como Dujovne, Caputo, Sturzenegger y Sandleris por fraude y malversación de fondos públicos”. , detuvo al juez federal Capuchetti».

Además, Fernández afirmó que “por mi propia indicación, el Estado se convirtió en denunciante. Ya en diciembre de 2021, el FMI reconoció que Cambiemos no había implementado ningún control de capitales para evitar la fuga de $45 mil millones. Fue el primer informe, estamos esperando una auditoría completa».

Finalmente, el mandatario declaró que “una vez más condenamos la falsa forma en que Mauricio Macri asumió la deuda: saltándose al Congreso y frenando nuestro futuro. Seguimos exigiendo a la justicia que investigue las denuncias”.

El informe de la AGN de ​​200 páginas, que se dará a conocer en su totalidad dentro de unas semanas, será enviado a la jueza federal María Eugenia Capuchetti. Magistrado a cargo del caso de Mauricio Macri, Luis Caputo (exministro de Hacienda) y Federico Sturzenegger (extitular del BCRA) por los delitos de peculado y administración fraudulenta en la celebración de contratos de préstamo con el FMI en 2018 y el posterior desvío de los recursos obtenidos.

El fiscal interviniente acusó a los tres mencionados y a otros dos ex integrantes de los equipos económicos de Macri. Sin embargo, ninguno de los cinco ha sido llamado a declarar por Capuchetti, a pesar de que ha pasado más de año y medio desde la acusación.