Quienes lo visitan suelen asegurar que su curiosidad casi insaciable es natural y que no oculta su alto perfil, algo bastante raro para varios de los recientes embajadores de Estados Unidos en Argentina. Bastante se vio hace unas horas en un almuerzo compartido por un diplomático marca stanley con la dirigencia de la Unión Industrial Argentina (UIA). Entre carne asada y vegetales, regado con malbec, hizo consultas urgentes sobre elecciones locales, apoyo a industriales y hasta criticó al libertario Javier Milei: «¿Qué van a hacer con Milei?», preguntó.

Además, planteó temas relacionados con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que dijo tendría solución, e incluso habló del 5G, el servicio que los estadounidenses están impulsando para la firma china Huawei. “Ellos saben que los van a espiar”, afirmó sobre el tema, según le confiaron. Página I12 Algunos de los presentes en la reunión.

Fue recibido por el titular de la entidad, Daniel Funes de Rioja, en el salón de la sede de Petiribí en Avenida de Mayo, y casi nadie faltó para escucharlo. El único ausente, David Uriburu, hombre fuerte de Paolo Rocco en la UIA. El resto, sesión plenaria: secretario Eduardo Nougues, representantes Martín Rappallini (UIPBA), Miguel Ángel Rodríguez (Sinteplast), Adrián Kauffman (Arcor), Paula Bibini de Salta y Luis Tendlarz (textil) y otros. Stanley, un buen tipo, dio un paso adelante sin anestesia mientras se servían los entremeses: ¿A quién apoyarás en las elecciones?preguntó para sorpresa de todos. Se hizo el silencio y Funes tomó la palabra para cumplir el mandato silencioso de la UIA: nada de política en público y libre paso en privado. “Nosotros no hacemos política de partidos”, respondió el titular de la entidad. Lo cual es extraño para la UIA, no tanto para el resto de los gremios empresariales.

No es la primera vez que Stanley pide esto recientemente, y el resto del Círculo Rojo cumplió más con sus deseos. Fuera de la vista del público UIA tiene una posición y ve el escenario: Su ideal es un PASO entre Sergio Massa, candidato a ministro, y el alcalde bonaerense Horacio Rodríguez Larreta. Y desde hace tiempo circula el discurso de varias formas de que Milei o Patricia Bullrich en el poder serían un problema para el país sin solución.

«No entendemos las propuestas de Milea»

Pero su curiosidad política no terminó ahí y el embajador jugó duro. «Honestamente», dijo, «no sé qué van a hacer con Milei. ¿Sabes?».. De nuevo silencio, pero esta vez con un toque de Funes. Admitió al CEO que el fenómeno libertario existe y es producto del fracaso del sistema político convencional.

En la siguiente línea, Stanley agregó el dato: “Me reuní con él, no se entienden sus propuestas y lo de la dolarización es imposible”, decía la gráfica. Esta vez, según varios informes, hubo una especie de «aprobación tácita» por parte de los directores de la UIA. A decir verdad, no es la primera vez que Estados Unidos menciona a Milea: en todos los viajes que realizó el ministro de Economía, Sergio Massa, al FMI y al Ministerio de Hacienda, recibió preocupaciones similares sobre el líder libertario.

Las preocupaciones de los Estados Unidos son muy parecidas a las de la UIA. Esa gestión se perderá si el próximo jefe ejecutivo cae en manos de candidatos que ambos consideran incapaces de liderar. La duda que muchos se quedaron cuando Stanley preguntó por Milea fue si la candidata libertaria sigue teniendo buenas intenciones electorales cuando las encuestas parecen decir lo contrario.

Fondo y 5G

Llama la atención cómo Stanley no eludió otros dos temas muy candentes entre los países: el trato con el FMI y el negocio de la red 5G en Argentina, donde hay mucho interés por parte de China. No es casualidad que ambos temas crucen un mismo trasfondo, la tensión entre Estados Unidos y China.

Admitiendo ante la UIA que «soy abogado, tengo entendido que las deudas se paguen», dijo sobre Argentina y el FMI. En una visión deliberadamente ingenua de un diplomático de potencia mundial, dijo que “el FMI ayuda a los países que piden ayuda y luego quieren elegir qué prestar”. En particular, luego dio su versión de por qué el acuerdo está en suspenso: «El FMI le está pidiendo a Massa un plan macro que no llegapero espero que las cosas se resuelvan”, dijo. Estas declaraciones las hizo justo cuando China se metió de lleno en las negociaciones, asegurando que Argentina puede usar el yuan para pagarle al FMI si el pacto se sigue demorando cuando se defina. si los funcionarios de los Departamentos del Tesoro viajarán a Washington para negociar un acuerdo que tiene poco tiempo para cerrarse si la intención es hacerlo antes de las primarias.

Esto estaba relacionado con otro tema de preocupación para Estados Unidos, la red 5G en Argentina, donde Estados Unidos y China están enfrentados. huawei proporcionar la tecnología para desplegar este espectro. Sobre ese tema, Stanley preguntó algo sobre lo que pocas personas tenían información y continuó: «Sabes que te van a espiar», advirtió, refiriéndose a la hipotética situación de que China se hiciera cargo del negocio.